This post is also available in: Alemán Inglés Francés

Prueba de esfuerzo

Es un estudio muy común, que se utiliza para diagnosticar la enfermedad arterial coronaria. Permite ver cómo funciona el corazón durante el ejercicio. consiste en un examen de la resistencia física a través de diversos ejercicios que sirven para valorar el pronóstico de una enfermedad cardiaca en estudio o ya diagnosticada.

La ergometria (= prueba de esfuerzo) nos permite valorar la perfusión del músculo cardiaco y detectar zonas de bajo riego sanguíneo secundario a una posible enfermedad de los vasos coronarios.

Como en reposo la perfusión muscular puede ser suficiente y el paciente suele ser asintomático, buscamos provocar una situación de stress/esfuerzo y así objetivar la existencia de posibles zonas de hipoperfusión cardiaca via alteraciones en el ECG.

Según la Fundación Española de la Salud (FES), el fundamento principal de esta prueba es poner de manifiesto patologías que no presentan síntomas cuando el paciente se encuentra en reposo, pero que pasan a ser sintomáticas cuando realiza ejercicio físico.

¿Cómo se realiza una prueba de esfuerzo?

Antes de realizar la prueba tenemos que descartar ciertas patologías cardiacas que pueden suponer una contraindicación a la realización de la ergometria. Por ese motivo, en nuestra consulta, solemos realizar previamente un estudio cardiaco con examen físico y una ecografía cardiaca.

Si todo los parámetros son buenos, se puede empezar con la prueba. En ese caso significará para usted subirse al “Felberg” en bici. Supongo que ahora comprenderá porque es útil acudir a la consulta ese día con ropa deportiva cómoda. para las

mujeres viene bien llevar un sujetador deportivo ya que tendrá que realizar el estudio con el tórax destapado para poder colocar las electoras. Tendrá que pedalear hasta que usted llega a su limite de esfuerzo o experimenta dolores, falta de aire o se observan alteraciones significativas en el ECG o a nivel de su tensión arterial.

>